lunes, 29 de junio de 2009

Todos quieren ser Adriá



Recientemente se llevó a cabo el premio Eureka al futuro chef, evento en que participó un número importante de escuelas de cocina de Caracas y del interior del país, convocadas por la Asociación de Chefs, Cocineros y Afines de Venezuela.


Pero yo me pregunto, ¿qué tipo de profesionales estamos formando en las escuelas? ¿Qué aprenden allí los muchachos? A juzgar por los platillos elaborados en la competencia, carecen de técnica, de visión, de criterio y lo peor de todo, es que los dueños de las escuelas los enaltecen como si fueran Adriá, Bocuse, Robuchon, Ducasse, Santamaría, Arzak; creándose una especie de dinámica perversa porque los estudiantes jóvenes e inexpertos, en su gran mayoría, se deja deslumbrar por la posibilidad de una carrera, que en Venezuela se promociona como de reconocimiento rápido y con gran exposición mediática.


Nunca fue tan cierto aquello que para correr, primero hay que aprender a gatear. Entristecía ver aquellos platillos que en primer lugar, no resultaban nada apetitosos a la vista, mal cortados, terriblemente plateados. Porque lo que no se ha terminado de entender es que una escuela de cocina no forma “chefs”, le da herramientas a los estudiantes para que emprendan ese camino en los fogones, es decir, forma cocineros.


Numerosos son los casos de egresados de algunas escuelas que llegan con ínfulas de estrella a cualquier cocina y no tienen ni idea de cómo deshuesar pollo, filetear pescado o escoger los ingredientes, incluso sin conocimientos de preparaciones de cocina clásica, incluida la criolla.


Ojalá existiera un Ministerio de Educación serio que supervisara los programas de las escuelas, porque estamos hablando de la educación de los muchachos, y son pocos los que luego logran sobrevivir a sus propias escuelas y emprender una carrera sólida en el mundo gastronómico.


La iniciativa de una competencia de este tipo es buena, ojalá se siga llevando a cabo. Pero hay que enfocarse en la formación de los cocineros con mayor seriedad y visión, aclarando desde el primer día que es una carrera dura qué lo exige todo y no siempre recompensa en la misma medida. Allí tiene que poner su atención la misma Asociación de Chefs, Cocineros y Afines, el problema es “¿quién le pone la cascabel al gato?”.

10 comentarios:

Enofilos Lounge dijo...

Hace unos dias vi en la tv un programa educativo que realizan en una escuela secundaria de Canada (con la esperanza de extenderlo a todo el pais), no solo con el fin de promover la buena alimentacion de los alumnos de dicho plantel, sino que en epoca de vacaciones, los alumnos emplean su tiempo entrenandose para lo que futuramente puede resultar una profesion, la de cocineros...

Marta Elena dijo...

Importante aclarar que no se gradúan de Chef, como dicen orgullosas algunas medres: - Mi hijo esudia para Chef, así lo he visto en algunos perfiles de FB. desconociendo la realidad de la cantidad de papas que tienen que pelar. Por otro lado, estoy de acuerdo, los muchachos llegan de una vez a los sitios enfilipinados, blanquitos, y sin idea de lo que tienen que trabajar antes de ser entrevistados, muy bueno tu comentario.

Aslan dijo...

Excelente crítica.

Freddy Muñoz-Aguiar dijo...

Totalmente de acuerdo con los planteamientos. Desde la Asociación tenemos una posición bien clara en ese sentido, donde los estudiantes de las escuelas que funcionan en el país estudian y se forman es como Cocineros. Lo demás es un clip publicitario para aprovechar el boom mediático que tiene esa profesión.

Chucho Rojas dijo...

Bien dicho!!!
Las escuelas de generales no existen y revisar estos pensums académicos es misión importantísima... pero peor aún, es casi imposible encontrar jóvenes que egresados de estas escuelas quieran ser ayudantes de cocina... creo que es tarea de todos nosotros, escuelas, profesionales, gobiernos y estudiantes sincerizar todo este asunto... y dios!!! Ni que decir de cuando vamos a preocuparnos por la preparación de personal de sala... bueno, este es otro cuento... saludos y bienvenido Anton.

Anónimo dijo...

Felicidades en el mes aniversario del blog, realmente hace falta un poco de ácido en el plato para que este completo, porque con tantos aduladores escribiendo uno se satura, gracia por el aporte, queremos notas mas frecuentes, puesto que hay mucha tela que cortar en lo que a gastronomía venezolana se refiere.
Muy acertados los comentarios que he leído hasta ahora con respecto a las escuelas de cocina aunque podría agregar algo mas, que tal vez sea la clave de toda esta burbuja, y es que vean sus instalaciones como un lugar para formar profecionales y no como unas maquinas para producir dinero donde engañan a la gente entregándoles una filipina y llenándoles la cabeza con que salen egresados de "chef".

Anónimo dijo...

Qué casualidad que gano la escuela de la presidenta de Aso chefs... y que esta se encuentre dando buena vida en el imperio...será con el premio o con las afiliaciones de esa entidad que es un fraude... lo único que saben es cobrar la membrecía pero nada de beneficios para los afiliados...

Anónimo dijo...

Las Academias de gastronomía están día a día para formar futuros cocineros esta muy claro que todos los alumnos no son en realidad cocineros de alma y esta profesión necesita es eso ya que este trabajo es muy duro, basta que tengas una falla y ya no eres bueno, así que creo que tanto la Asociación de Chef, academias, como todos aquellos cocineros que entrenan a sus empleados se merece mas bien una Gran Felicitación por fin se le ve camino a nuestra cocina, con estas competencias que ayudan a crear mejores profesionales.

Anónimo dijo...

Muy acertado tu comentario dejame decir que esta profecion esta ciendo aprovechada por personas inescrupulosas que se aprovechan de ente bum mediatico cobrando altas sumas de dinero y la falta de respeto y etica hacia esta profesion cuando se autoproclaman chef cuando un chef se crea a traves de los años de dedicacion mucho trabajo constancia conocimiento respeto y es que llegase a ser chef y no por un diploma que ni tiene valor legal ante el ministerio de educacion cuando se va ha registrar en el ministerio de educacion no tiene ningun valor legal cuando graduan supuestos cocinero que queman el arroz en los restaurantes lo se porque lo he visto y y cuando la minima precion se quedan congelados pero cuando se colocan una filipina con botones negros se creen chef dejame decir que esta profesion no es nada facil y al verdadero cocinero se conoce trabajando detras de un fogon y no detras de un escritorio con aire acondicionado o dando demostraciones en convenciones con un publico ignorante de tecnicas culinarias que los puedan criticar (chef mediaticos) tardan todo un dia preparando un plato pero incapaces de sacar una comanda normal de un restaurant entonces donde estan los verdaderos cocineros bueno metanse en la cocina del restaurant y busquen a los que nadie conoce ellos son los verdaderos cocineros los que salen a altas horas de la noche del restaurant con una paga muy baja para el trabajo realizado cuando el credito se lo lleva el supuesto chef que nisiquiera esta en el restaurant o esta como siempre detras del escritorio(ojo hay ecepciones pero la mayoria es haci lamentablemente para nuestra gastronomia sino cualquiera fuera se autoproclamaria medico con solo quitarce el catarro con acetaminofen...gracias sige haci Anton que el acido hace falta

Anónimo dijo...

ESTOY HARTO DE LOS NIÑITOS DE LAS ESCUELAS DE COCINA QUE PRETENDEN TRABAJAR HASTA LAS DIEZ, IR A LA PLAYA CON SUS AMIGUITOS Y NO ESTRESARSE MUCHO. MUCHO MÁS DE AQUELLOS QUE GANAN UNO DE ESOS PREMIOS DE POCA MONTA Y YA SE CREEN ROBOUCHON.